El coronavirus ha puesto el mundo literalmente del revés. Hacía más de un siglo que no se vivía una crisis sanitaria como la actual, que lleva de la mano una económica que hará pequeña la vivida después del estallido de la burbuja inmobiliaria. Los profesionales de todos los sectores tendrán que adaptarse a estos cambios, en las siguientes líneas te mostramos cómo lo harán los agentes inmobiliarios.

¿Cómo se transformará el trabajo de los agentes inmobiliarios después del Covid-19?

La crisis del Covid-19 traerá grandes cambios a todos los negocios. Queremos mostrarte los que se esperan en el sector inmobiliario, presta atención porque será esencial que te adaptes a ellos.

Digitalización

Los agentes tendrán que adaptarse al proceso de digitalización del sector inmobiliario, que ya ha empezado. Las agencias que pretendan seguir trabajando tendrán que aprender a utilizar todas las herramientas tecnológicas que tienen a su disposición.

Por ejemplo, los tours virtuales evitarán que el agente pierda tiempo visitando propiedades con clientes que tienen poco interés por lo que se les enseña. Esta opción será una especie de criba y al final la vivienda solo la verán de manera presencial quienes realmente quieren comprarla o alquilarla.

Captaciones

A partir de ahora los agentes inmobiliarios tendrán que tener una cartera que cuente con inmuebles atractivos y cuyo valor se ajuste al mercado. Lo cierto es que no resulta interesante tener en cartera una gran lista de propiedades que no van a tener salida, puesto que provocarán duras negociaciones con sus dueños para conseguir que rebajen sus pretensiones económicas.

En otros casos las viviendas directamente no se podrán ni vender ni alquilar y por eso no resultará interesante contar con ellas. Resultará más ventajoso para todos tener un menor número de propiedades que sean atractivas y centrar los esfuerzos en ellas.

Herramientas digitales

A partir de ahora la valoración de las viviendas será diferente, se utilizarán herramientas digitales para hacerlo. Existirán páginas webs creadas para tal fin. Además, gracias al big data se conseguirá la información necesaria para poder realizar este tipo de gestiones de forma online.

Filtración de cliente

Los agentes que quieran sacar el máximo partido a su labor tendrán que contar con S.E.E., Sistemas Estandarizados Evaluativos. Sirven para verificar a los compradores, ya que analizan la capacidad económica de los posibles clientes y sus opciones para convertirse en compradores a corto plazo.

Es una herramienta útil y muy sencilla de utilizar, que ofrece grandes resultados. Además, ayuda a que los agentes puedan organizar mejor su tiempo y a que así sean más eficaces.

Servicios de Valor Diferencial

Los agentes inmobiliarios tendrán que centrarse en ofrecer servicios concretos al vendedor y al comprador. De esta forma, será más sencillo captar aquellos clientes que mejor se adapten a tu oferta concreta.

Como es lógico y para adaptarse a la situación actual, el agente tendrá que ser capaz de presentar sus servicios de forma virtual, utilizando su página web o sus redes sociales, por ejemplo. Pero también debe poder mostrar esos mismos servicios de manera presencial.

Prepararse para la nueva situación

En este momento no es fácil prever todos los escenarios que dejará el coronavirus, aunque sí parece claro que la mayoría de los sectores sufrirán las consecuencias de una nueva crisis económica. Un escenario realista es que haya menos operaciones, por eso, los agentes inmobiliarios tendrán que gestionar muy bien todas las oportunidades de venta que surjan.

Los agentes inmobiliarios deben estar preparados para una nueva formar de trabajar, de no hacerlo el futuro se presentará muy complicado. ¿Has empezado ya el cambio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *