El coronavirus ha cambiado muchos negocios, sobre todo aquellos que se han visto más golpeados por esta crisis. Un gran número se ha tenido que reinventar y ofrecer nuevas soluciones a sus clientes. Uno de los sectores más castigados ha sido sin duda el inmobiliario. Por eso, los agentes de la propiedad buscan alternativas al modelo clásico. Una de ellas puede ser la Cabina YubeGO.

¿Cómo funciona una Cabina YubeGO?

La digitalización del sector inmobiliario es no solo el futuro, sino también el presente. Es cierto que había comenzado antes del Covid-19, pero la situación ha hecho que se acelere. Hay que aclarar que el proyecto de Cabina YubeGO no se ha creado durante la crisis, sino que ya existía desde el año 2018. Partía de la de idea de desarrollar un modelo más eficiente a la hora de vender pisos.

Se trata de una cabina inmersiva, en la que en una sola visita a la agencia el cliente puede ver todos los inmuebles que se adaptan a su presupuesto y necesidades. Sus creadores están convencidos de que se trata de una herramienta perfecta para captar nuevos clientes.

Creen que en una sola visita se puede enseñar una decena de viviendas sin necesidad de desplazarse. De hecho, en su opinión se pueden reducir hasta en un 80 % las visitas. Se trata de un servicio que se ha diseñado pensando en los profesionales del sector inmobiliario y pretenden que suponga un ahorro de tiempo y dinero para ellos.

Está claro que contar con unas cuantas fotos de cada propiedad y con un listado con sus características principales puede ser una primera criba, pero en la mayoría de los casos no evita realizar un buen número de visitas a varias propiedades. Sin embargo, con las cabinas inmersivas el cliente puede tener una visión muy real de las distintas viviendas que se le ofrecen.

¿Por qué las cabinas son inmersivas?

Las Cabinas YubeGO se basan en recorridos virtuales de las viviendas, en los que los futuros compradores o inquilinos pueden visitar toda la propiedad sin moverse del sitio. Son inmersivas porque realmente es como si estuvieran en la vivienda. Son las únicas cabinas de inmersión que consiguen que el cliente se traslade hasta su futuro hogar sin desplazamientos.

Hay que tener en cuenta que es una opción muy atractiva para un buen número de futuros compradores. Al igual que en la actualidad un viaje se contrata desde el ordenador o dispositivo móvil y son muy pocos los que se trasladan a una agencia, en el futuro se espera que ocurra lo mismo a la hora de alquilar o comprar una vivienda. De esta forma, la visita a la propiedad se hará de manera virtual y muy pocos se plantearán otra alternativa.

Además, la compañía también te ofrece el servicio de hacer visitas con un coste variable, para que tu agencia se puede centrar en otros campos del negocio.

Para conseguir la reactivación del sector inmobiliario es vital que se adapte a los cambios que a nivel tecnológico se están produciendo en la actualidad. Es necesario verlos siempre como una oportunidad para crecer y que te preguntes si los estás aprovechando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *