Los profesionales del sector inmobiliario se han enfrentado en los últimos meses a un periodo realmente complicado. Han visto cómo su actividad se paralizaba casi por completo, ya que pocos se animaban a plantearse un cambio de casa. Sin embargo, en las últimas semanas esta situación ha dado un vuelco y muchas personas se han mostrado interesadas en las conocidas como viviendas para el confinamiento. Este hecho y las operaciones que se habían acumulado durante el estado de alarma han ofrecido buenos datos. Incluso los Agentes de la Propiedad ven el futuro con optimismo. No obstante, debido a la poca estabilidad son muchos los que ya están reclamando una cobertura de aseguramiento para APIs. En las siguientes líneas te mostramos en qué consiste.

¿Qué es la cobertura de aseguramiento para Agentes de la Propiedad Inmobiliaria?

La cobertura de aseguramiento para APIs tiene como objetivo paliar un futuro confinamiento que les deje sin poder realizar su trabajo. En su opinión, no importa si viene del sector privado o del propio Estado. Lo que está claro es que el panorama se presenta muy incierto y quieren contar con la protección que tienen otros muchos sectores.

Lo que estamos comentando son los datos que se desprenden de una encuesta que ha realizado el Colegio Oficial y Asociación de Agencias y Agentes Inmobiliarios de Madrid, COAPIMADRID – AIM. En ella se muestra que el 59 % de todos los profesionales que han participado creen que se necesita dicha cobertura. Este sondeo trata de conocer el impacto económico que ha conllevado la disminución de la actividad del sector durante el estado de alarma.

¿Es factible conseguir un seguro para APIs a corto plazo?

Aunque para muchos sea necesario, un 38 % de los agentes encuestados creen que reflejar una crisis como la vivida en un seguro resulta complicado. Temen que al tratarse de una situación tan excepcional no sea factible que ni el Estado ni una entidad privada asuma cubrir un confinamiento o cualquier otra situación similar a esta. Lo que sí resulta bastante evidente para todos es que es necesario encontrar soluciones prácticas. Servirán para que este colectivo de profesionales no quede desprotegido si no puede realizar su trabajo.

Si se apuesta por el sector privado, una opción sería contar con una póliza que cubriese los gastos básicos para mantener el negocio mientras no se pueda realizar el trabajo de forma normal. Podría incluir, por ejemplo, el pago del alquiler y de los suministros esenciales del local de la inmobiliaria. De hecho, algunos expertos apuntan a que este tipo de coberturas se podrían incorporar en un seguro que fuese parecido al de responsabilidad civil.

Si la cobertura viene del Estado, que podría ser compatible con contar con una póliza privada, los profesionales creen que debería centrarse en mejorar sus condiciones fiscales y en no pagar durante ese tiempo sus cuotas a la Seguridad Social. Sin embargo, entienden que este último punto debería tratarse más a largo plazo.

Sin duda, es necesario apoyar a los agentes inmobiliarios, ahora solo queda encontrar la mejor forma. ¿Qué opinas tú sobre este tipo de coberturas? Te invitamos a dejarnos tu opinión como profesional del sector en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *