Desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, en la que los bancos se tuvieron que hacer cargo de parte de los gastos, las entidades han ido reduciendo las hipotecas al 100% de financiación. Por este motivo, conseguir una hipoteca al 100 es complicado, aunque no imposible. Así pues, si tus clientes están interesados en solicitar una hipoteca con una financiación tan elevada, ten en cuenta los aspectos que vamos a nombrarte.

Situación actual

Las entidades financieras ofrecen hipotecas hasta el 80% de financiación. Esto obliga a los clientes a tener ahorrado el 20% del valor de la vivienda más los gastos derivados de la compra. Por lo tanto, estamos hablando que deben tener ahorrado alrededor de un 30% del precio de la vivienda. Este nivel de ahorro es uno de los factores que dificulta la compra de viviendas.

¿Cómo conseguir una hipoteca al 100?

En el caso de que tus clientes se encuentren en una situación de no tener ahorros suficientes, les deberías explicar sus opciones. Hay algunos aspectos hipotecarios que deberían empezar a valorar.

Perfil del cliente

Las entidades ofrecen hipotecas con mayor porcentaje de financiación a personas con un buen perfil financiero, o que es lo mismo, un sueldo elevado y estable. Los bancos consideran de sueldos mensuales de 3.000 euros o más. Por otro lado, también es positivo que tengan un trabajo fijo y con antigüedad. Si este es el caso de tus clientes, opta por pedir una hipoteca con un porcentaje más elevado de financiación. Pero si no es la situación, debes empezar a barajar otras alternativas.

Valor de tasación

La mayoría de bancos financian hasta el 80% del valor de tasación. Lo que puede suceder es que el valor de tasación sea más elevado al de compraventa. Por tanto, puede que la financiación sea más elevada. Además, en estas situaciones, las entidades acaban ofreciendo hipotecas con un porcentaje de financiación más elevado, porque lo pueden considerar como una oportunidad.

Doble garantía

La doble garantía es una solución para conseguir hipotecas al 100. La doble garantía consiste en hipotecar el 80% de la vivienda que se quiere comprar y, el 20% restarlo, hipotecarlo sobre otro inmueble. Este segundo inmueble puede ser del cliente o de otra persona, que normalmente debe ser un familiar del titular de la hipoteca. En este caso, es importante que antes de firmar una doble garantía, avises a tu cliente de las cláusulas y condiciones a los que puede estar sujeto el segundo inmueble.

Asesor hipotecario

Vista a la complejidad de la operación, lo mejor es contar con la ayuda de un profesional del sector. En Prohipotecas, nuestros asesores hipotecarios se encargan de estudiar la situación de tu cliente y analizar cuáles son sus mejores opciones. Después, negocian con los bancos para conseguir las mejores condiciones para su hipoteca.

Al recurrir a asesores independientes, estás mejorando tu servicio hacia el cliente y, además, te ahorras tiempo. Hazte partner en Prohipotecas y en un máximo de 48 horas obtendrás la aprobación y las mejores condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *