Muchas personas tienen la sensación de que la crisis del coronavirus cambiará algunas cosas de manera permanente. El teletrabajo o la digitalización son aspectos que han cobrado un gran protagonismo en los últimos meses y es posible que lo mantenga para siempre. Todos los negocios se tendrán que adaptar a esta nueva normalidad, ya que quienes no lo hagan pueden poner en riesgo el futuro de su empresa. Por eso, muchos profesionales se preguntan cómo será la digitalización del sector inmobiliario. En las siguientes líneas esperamos que encuentres la respuesta.

¿Cómo será la digitalización del sector inmobiliario?

Algunas inmobiliarias ya habían empezado su transformación digital, pero la crisis del Covid-19 ha hecho que se acelere este proceso y que todos los negocios tengan que digitalizarse en tiempo récord.

Como ya hemos mencionado, la digitalización no debe ser puntual, sino que tendrá que permanecer en el tiempo, ya que presenta un buen número de ventajas, las principales te las mostramos a continuación:

Nube. Al guardar la documentación de la empresa en la nube se puede tener acceso a los datos desde cualquier lugar. Además, todos los miembros del equipo podrán acceder también a esos documentos que pueden ser claves para poder cerrar una operación, por ejemplo.

Clientes. La digitalización permite atender mejor a los clientes y mantener el contacto que necesitan. Además, ellos también se benefician de tener un acceso más sencillo a la información. Por supuesto, es clave para la captación de nuevos clientes.

Visitas. Muchas personas están muy ocupadas y es todo un reto para ellas conseguir el tiempo que se necesita para visitar varias propiedades. Esto puede llevar a que se tomen decisiones precipitadas. Aunque la apertura de las inmobiliarias ofrece muchas posibilidades, las visitas virtuales son el camino. Hay diferentes opciones para hacerlo, por ejemplo, grabar un vídeo de calidad de las viviendas o hacer una visita en directo utilizando Skype, Zoom o cualquier otra herramienta similar.

Transparencia. El tener un mejor acceso a la información lleva a que el trabajo que realiza la agencia sea siempre más transparente.

Productividad. El buen uso de la tecnología conlleva un aumento de la productividad. Las gestiones son más sencillas, se automatizan los procesos, se reducen las visitas, la información está más accesible y se obtienen muchas otras ventajas. Todo lo comentado llevará a disponer de más tiempo, a que las tareas se simplifiquen y a aumentar la productividad.

Ahorro económico. Sin duda, el tiempo tiene un gran valor, pero la digitalización también te permitirá reducir los gastos de tu inmobiliaria en gran manera. Por ejemplo, al no tener que desplazarte a enseñar las propiedades evitarás los gastos relacionados con el transporte. Además, podrás abarcar más trabajo con menos personas, por lo que el número de integrantes de tu plantilla será el adecuado.

Imagen. La imagen de tu negocio mejora con el uso de la tecnología. Transmites a tus clientes, y posibles clientes, que eres más profesional y que cuentas con las herramientas más punteras. Además, ellos también se verán beneficiados de la digitalización al interactuar con tu negocio. Así conseguirás mejorar en gran manera la experiencia de cliente.

La digitalización del sector inmobiliario ha llegado para quedarse. ¿Estás preparado como Agente de la Propiedad Inmobiliaria para afrontar este nuevo reto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *