La situación que estamos viviendo ha acelerado la digitalización en muchos sectores. Algunos de ellos se han adaptado mejor que otros. El sector inmobiliario estaba lejos de imaginarse que una experiencia tan importante como la compra de una vivienda, pudiera desarrollarse de principio a fin, sin que exista contacto presencial entre comprador y vendedor.

La compra de una vivienda requiere normalmente de varias visitas al inmueble, así como al banco y al notario para formalizar la hipoteca, pero, ¿Qué ocurre cuando no podemos realizar estas visitas fisicamente?.

Esta pregunta que actualmente no nos parece descabellada, no se la había planteado de manera seria el sector inmobiliario hasta ahora. Quizás cuando nuestras vidas vuelvan a la normalidad tan esperada la digitalización en la compra de una vivienda será un tema del que no hará falta hablar pero, hasta entonces, deberemos acostumbrarnos a hacer alguno de los pasos desde detrás de una pantalla.   

¿Cuáles son las gestiones que podemos hacer de forma digital?

Muchas son las personas que antes de comprar una vivienda la han estado visitando a través de alguna de las plataformas de venta de inmuebles y/o inmobliarias que existen en el mercado; el siguente paso es el de llamar y concertar una visita física de la opción escogida, pero, ¿qué pasaría si nos dijeran que esta visita va a ser a través de un tour virtual?. Pues no es una suposición, ahora ya es una realidad: tanto compradores como vendedores están adaptándose al cambio y muchas visitas se están gestionando de este modo.

Menos extraño nos resultan palabras como firmas digitales que ya se aplican en gestiones oficiles y que están facilitando los procesos para las hipotecas y las firmas en registros notariales.

Si bien es cierto que la tendencia de la digitlización es real, también lo es que el sector inmobiliario es aun reticente a perder el contacto físico con los potenciales compradores. Según los expertos, la digitalización va a ayudar a la compra pero probablemente no va a sustituir totalmente la visita física.

¿En qué va a beneficiar la digitalización a los asesores immobiliarios?

Como ya apuntábamos en este mismo blog el pasado julio, las inmobiliarias que no se suban al carro de las nuevas tecnologías, van a perder muchas ventas.

Las visitas virtuales van a reducir costes y tiempo y van a incrementar la imagen de las inmobiliarias, su productividad y transparencia. Un asesor inmobiliario podrá realizar un tour virtual de una vivienda a varias personas interesadas, en el mismo momento. De todas esas personas que a priori están interesadas, con esa única visita, ya se descartarán las que finalmente no les interesa el inmueble, por lo que con un solo tour virtual, ese asesor habrá llegado a más de un potencial comprador y también habrá comprobado quién quiere seguir el proceso y a quién se le debe ofrecer alternativas de inmuebles.

Debemos tener en cuenta que ese tour virtual para varios interesados, ha supuesto un ahorro no solamente de tiempo sino que además ha significado un ahorro de costes en desplazamientos puesto que anteriormente debería haberse desplazado al inmueble para cada visita.

Todas estas ventajas suponen un esfuerzo por parte de las inmobiliarias que van a tener que adaptar las nuevas necesidades e invertir en tecnologia, pero deberíamos ver este esfuerzo como una unversion a corto plazo que se ha acelerado por causa de la pandemia y que tarde o temprano hubiera llegado al sector inmobiliaro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *