La pandemia del coronavirus ha afectado a todos los sectores económicos, desde el retail hasta el turismo y, obviamente, también el mercado inmobiliario. El Estado de Alarma ha detenido el flujo de movimientos entre países y continentes, con lo cual algunas transacciones y operaciones económicas fueron imposibles de llevar a cabo. Por otro lado, la gran incertidumbre que causa la pandemia no tendrá fin hasta la llegada de una vacuna capaz de prevenir los contagios, por lo que los compradores necesitan asesoramiento para saber cuáles son las mejores oportunidades y saber reconocerlas.

El mundo de la compraventa viviendas se ha quedado paralizado durante el confinamiento, aunque las estadísticas demuestran una recuperación en los meses de verano. Esta vez, no se trata de una crisis parecida a la de 2008, ya que se espera una recuperación del mercado mucho más rápida.

La digitalización ayuda a los agentes y asesores inmobiliarios

Si bien es cierto que la pandemia ha derivado al distanciamiento social, por el cual muchas visitas a viviendas se han visto afectadas sobre todo en el Estado de Alarma, los avances tecnológicos se están desarrollando cada vez más rápidamente para compensar la falta de contacto social para prevenir los contagios.

Ya no se trata solo de vídeo llamadas, sino de herramientas que facilitan las firmas de documentos oficiales, así como las visitas virtuales de inmuebles para poder valorar las viviendas e incluso compartir la visita, a través de enlaces, con los demás compradores.

Hoy en día, los expertos señalan que no se comprarán casas solo con una visita virtual, ya que es una decisión importante que requiere al menos una visita física. Pese a ello, lo cierto es que la tecnología va a ayudar a los agentes y asesores inmobiliarios para no perder esas oportunidades de venta en ningún momento.

Bajada de precios de las viviendas

El impacto de la pandemia inevitablemente se reflejará en los precios de las viviendas. En la compraventa de inmuebles, los precios podrían disminuir hasta de un 10%, dependiendo de la ciudad, la ubicación y las características del inmueble.

Ante una crisis mundial, es inevitable que los precios de adapten y ajusten a las capacidades de los compradores: la tasa de paro ha aumentado en España debido a los despidos por el Estado de Alarma y, de la misma forma, las hipotecas están cambiando también sus intereses.

La bajada de precios se convierte, entonces, en una óptima oportunidad para adquirir una vivienda en estos momentos y, en consecuencia, en un posible aumento de ventas de inmuebles por parte de agentes y asesores inmobiliarios, que tendrán que ofrecer viviendas adaptadas a la ‘nueva normalidad’.

Nueva idea de ‘casa’ tras el confinamiento

La cuarentena obligada por el Estado de Alarma en España en los meses de marzo y abril de este año ha hecho que la idea de ‘casa’ se modifique y se replantee como un ‘espacio multiusos’; ya no es solo un sitio donde se vuelve para descansar tras un largo día en la oficina, sino que se convierte en un espacio coworking, en un gimnasio, un cine y un restaurante.

Con las restricciones del Gobierno para contener los contagios y el distanciamiento social, la sociedad lleva a cabo la mayoría de las actividades cotidianas sin salir de sus viviendas. Por ello, los compradores están buscando casas con más luz, espacio y zonas abiertas, así como más habitaciones para delimitar las zonas de trabajo con las de ocio.

Además, también cambia la tendencia en cuanto a la ubicación de las viviendas: ya no será necesario vivir en el centro de las ciudades, porque se trabajará desde casa, por lo que, por un precio inferior, los compradores optarán por casas en zonas más tranquilas del extrarradio.

Crecimiento de la inversión extranjera gracias al teletrabajo

La compra de viviendas españolas por parte de extranjeros llegó a más de 103.000 inmuebles adquiridos durante 2018, según los datos de año pasado. Esta cifra se podría superar en 2021, ya que crece el interés en la adquisición de viviendas españolas por parte de extranjeros por la calidad de vida que puede obtener en España.

Dada la imposibilidad de ir a las oficinas a trabajar y con el aumento del teletrabajo, son muchos los extranjeros que deciden mudarse a España para tener oportunidades de negocio, más seguridad, un clima mejor y precios moderados.

Alquileres a largo plazo debido a la bajada del turismo

En las grandes ciudades españolas, durante los últimos años se había apostado por los alquileres a corto plazo y vacacionales, con precios más elevados respecto a los alquileres convencionales a largo plazo.

Dadas las restricciones de la movilidad por la crisis sanitaria, el turismo este año ha sufrido una bajada sin precedentes, por lo que los alquileres vacacionales se han convertido en convencionales a largo plazo, con una rentabilidad inferior, pero más estabilidad frente a la situación económica actual.

Encontrar la mejor financiación para las nuevas tendencias

Ahora que se plantea un cambio en el modelo de vivienda y gracias a la importancia que está cobrando por los nuevos usos que se le da, así como la digitalización en todo el proceso de toma de decisiones, desde Prohipotecas facilitamos a todos los agentes inmobiliarios que se registran con nosotros, la forma más rápida y eficaz a la hora de conseguir la mejor financiación para sus clientes. Solo con insertar los datos del comprador, encontrarás las mejores opciones de hipoteca; además de contar con expertos en documentación y asesoría hipotecaria para ayudar en todo el proceso.

Se trata de cambios que, según los expertos, llegan para quedarse: ¿qué te parecen estas nuevas tendencias?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *