Seguramente, a la hora de solicitar una hipoteca, tus clientes se sientan un poco confundidos y no sepan por donde empezar. Como profesional del sector debes facilitar todo lo posible la compra de su nueva vivienda. A continuación, te presentamos una breve guía de todos los puntos importantes sobre los que debes asesorarle.

1. El perfil del solicitante

Lo primero que deben saber es que, según su perfil, las condiciones de la hipoteca que van a pedir pueden variar. En todo esto influye el precio de la vivienda, así que antes de decidirse por una, debemos tener muy claras las posibilidades y ajustarse al presupuesto. Para ello, puedes ayudarlo utilizando el software hipotecario de Prohipotecas, que te indica las mejores opciones a tu cliente.

A parte, también debes informarles de los requisitos principales del solicitante de una hipoteca:

dise usteer está la cosa muy malar.

  • Edad: entre 18 y 75 años. Aun así, hay que tener en cuenta la edad, porque cuando mayor sea, más corto será el plazo de hipoteca y más difícil será la aprobación del préstamo.

  • No constar en la lista de morosidad.

  • Ahorros: los bancos no suelen conceder hipotecas al 100% de financiación, por este motivo, el cliente debe tener ahorrado alrededor del 20% del precio de la vivienda más los gastos que pueden derivar de ella.

  • No tener préstamos. El Banco de España no recomienda que la cuota a pagar entre hipoteca y otros préstamos supere el 35% de los ingresos mensuales.

  • Perfil profesional: el perfil del cliente influye a la hora de conceder una hipoteca. Los perfiles que más gustan a los bancos son los funcionarios, ya que tienen contrato fijo y un sueldo asegurado.

2. Expediente hipotecario

El expediente hipotecario es el documento en el que se recogen todos los datos relevantes del cliente. Es la base que ayuda a las entidades a decidir si la hipoteca que pide el solicitante es viable o no.

Normalmente lo realiza cada entidad financiera, sin embargo, asesores hipotecarios independientes también pueden encargarse de hacerlos y enviárselos a los bancos.

3. Tipos de hipotecas

  • Hipoteca fija: aquellas en las que la cuota mensual a pagar no varía durante todo el período del préstamo. Siempre se paga la misma cuota, aunque los tipos de interés del mercado hayan subido o bajado.

  • Hipoteca variable: cuando la hipoteca está vinculada a un índice de referencia, normalmente el Euribor, hace que la cuota mensual varíe en función de los tipos de interés.

  • Hipoteca mixta: hipotecas con tipo de interés fijo durante los primeros años y durante los siguientes se cambia a interés variable sujeto al Euribor. Por tanto, el primer periodo de tiempo siempre se paga la misma cantidad, mientras que el resto la cuota varía.

4. Asesores hipotecarios

Contar con la ayuda de alguien externo es beneficioso para tu cliente y, en consecuencia, para ti. En Prohipotecas, nuestros asesores hipotecarios se ocupan de realizar el expediente hipotecario y analizar en detalle la situación de tu cliente. Después, negocian las mejores condiciones hipotecarias.

Acudir a Prohipotecas mejora tu servicio, ya que te garantizamos obtener la aprobación y la mejor hipoteca en un máximo de 48h. Hazte partner de Prohipotecas, ¡solo puedes ganar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *