¿Cuál es el principal objetivo de cualquier agente inmobiliario? Sin duda, aumentar las ventas. Es cierto que puede parecer una definición muy simplista, pero es que no hay nada más importante que conseguir cerrar una operación. Las opciones para conseguirlas son muchas y hoy queremos hablarte de una de las que más éxito están teniendo en los últimos tiempos. Nos referimos a las jornadas de puertas abiertas.

¿Qué son las jornadas de puertas abiertas?

Las jornadas de puestas abiertas no es un invento reciente, ni mucho menos, puesto que llevan años triunfando en Estados Unidos bajo el nombre de Open House. Seguro que ya sabes que se trata de establecer un día en el que los interesados en adquirir cierta vivienda la puedan visitar sin cita previa.

Lo cierto es que funcionan muy bien y en muchos casos permiten vender las casas en tiempo récord. Aunque muchos se acercarán a la propiedad por mera curiosidad, otros lo harán porque tienen un verdadero interés.

Lo primero es encontrar el día más adecuado, que suele ser un viernes de tarde o durante el fin de semana. Después, se establece el horario. Por supuesto, para acceder a la vivienda es necesario identificarse y en todo momento se va acompañado por un agente inmobiliario.

Si se hace una buena promoción de la jornada de puertas abiertas, se conseguirá aglutinar unas cuantas visitas en un solo día. Se puede dar a conocer utilizando distintas herramientas, como Internet. Eso sí, hay que tener en cuenta que en el pasado se trataba de una estrategia válida, siempre para viviendas con una cierta amplitud para que la visita fuese cómoda. ¿Y ahora? Resulta evidente que el coronavirus está lejos de ser historia, no obstante, las Open House pueden seguir siendo una buena estrategia con algunos cambios. En el siguiente apartado te los contamos.

¿Cómo deben ser las Open House mientras dure el coronavirus?

Las visitas a viviendas han cambiado con el coronavirus, pero aún así se pueden adaptar las jornadas de puertas abiertas a la nueva realidad. Puedes organizarlas con cita previa y delimitando un horario para cada una de ellas. Ten en cuenta que a cada cita solo deben acudir personas convivientes y deja claro que tienen que respetar las medidas de seguridad: lavado de manos, uso de mascarilla y distancia social.

Entre visita y visita, puedes realizar una pequeña desinfección a la vivienda. Otra opción es utilizar guantes desechables o incluso patucos también desechables para cada persona que entre en la casa. Te recomendamos que recuerdes antes de empezar el recorrido todas las medidas de seguridad que se deben seguir.

Además, es importante que le comentes al propietario de la vivienda el sistema que vas a utilizar. Si es su residencia habitual, puede ser más complicado organizar esta clase de visitas. En cualquier caso, tendrá que valorar si le compensa un flujo de visitas alto en un solo día o si prefiere que estén más repartidas. Recordamos que esta opción es adecuada tanto para la venta como para el alquiler de una propiedad.

Está claro que para los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria el trabajo ha cambiado, pero habrá que adaptarse a la nueva situación. ¿Has utilizado las jornadas de puertas abiertas alguna vez? ¿Te han funcionado bien? ¿Te parecen una buena opción para el momento actual? Te invitamos a dejar tus respuestas en comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *