Mercado inmobiliario después del verano: ¿qué ocurrirá?

¿Qué esperas del mes de septiembre? Como agente de la propiedad inmobiliaria, seguro que otros años era un mes cargado de nuevos proyectos y con bastantes expectativas. Sin embargo, este año con el coronavirus es complicado predecir cómo será el último trimestre del año. Todos los profesionales saben que va a ser un período clave para el sector. No obstante, el Instituto de Valoraciones sí se ha atrevido dar algunas pistas sobre el mercado inmobiliario después del verano. Si quieres saber cuáles son, no te pierdas las siguientes líneas.

¿Qué pasará con el mercado inmobiliario después del verano?

Septiembre está literalmente a la vuelta de la esquina y saber qué pasará con el mercado inmobiliario después del verano es fundamental. Es cierto que desde hace unos meses hay que vivir el presente, pero la información que mostramos en los próximos apartados será clave para que puedas organizarte.

Nuevas tendencias en la búsqueda de viviendas. Los jóvenes seguirán optando por el centro de las ciudades. Les gusta estar bien comunicados y tener todo a mano. Sin embargo, las familias buscarán las conocidas como viviendas para el confinamiento. Es decir, propiedades unifamiliares con más metros cuadrados, con espacio exterior y en las afueras. Ningún agente de la propiedad puede pasar estas tendencias por alto.

Aumento del interés inversor. Se cree que en un futuro subirán los impuestos y las condiciones de financiación no serán tan favorables. Por eso, muchos inversores pueden situar el final del verano como el mejor momento para comprar viviendas. Dirigirse a quienes tienen capacidad para invertir en este momento es un camino a seguir.

Interés por las segundas residencias. Las segundas residencias tanto en la costa como en el interior han sido la salvación para muchos. Sin duda, ha sido un verano diferente y contar con una casa en la que pasa el tiempo libre es ahora más atractivo que nunca. Hay que valorar que muchas personas continuarán teletrabajando y pueden hacerlo en su propio hogar o en su casa de vacaciones. Si eligen la segunda opción, disfrutarán de un entorno más agradable, con mejores condiciones para disfrutar del tiempo libre y para escapar de las presiones de la gran ciudad.

Viviendas con más habitaciones. La mayoría de las casas tienen las habitaciones justas. Por eso, muchas familias se han enfrentado al reto de encontrar un espacio para teletrabajar. En los próximos meses es un aspecto que se tendrá en cuenta a la hora de adquirir una vivienda. Será un buen momento para dar salida a propiedades más amplias, que antes eran más difíciles de vender. Así que es muy importante que los agentes analicen bien su cartera para asumir esta demanda.

Negociaciones más largas. El confinamiento sirvió en su momento para que muchas personas se dieran cuenta de que su hogar no cubría todas sus necesidades. Incluso descubrieron que tenían necesidades que no conocían. Ahora que saben que quieren un cambio en sus vidas, no se van a precipitar. Dedicarán mucho tiempo a encontrar su futura casa y tendrán claro qué quieren comprar. Sin olvidar que la inestabilidad económica también puede llevar a que todo se alargue.

Aumento de la demanda del alquiler residencial. Aunque rentabilizar los pisos turísticos es posible, lo cierto es que muchos pasarán al sector residencial. En muchos casos no serán de larga duración, pero sí por períodos más amplios.

Son muchas los retos que llegarán al mercado inmobiliario después del verano, ¿estás preparado para asumirlos con éxito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *