Los tiempos están cambiando y en estos últimos años hemos visto como la tecnología ha irrumpido con fuerza en el sector inmobiliario. Ante tal avalancha de nueva oferta, el sector tradicional tiene dos opciones: estancarse y morir o adaptarse y renacer.

Comodidad

Las nuevas generaciones de compradores están acostumbradas a tenerlo todo al instante. En tan solo un clic pueden informarse, comparar o encontrar aquello que buscan. En definitiva, quieren optimizar su tiempo, sus recursos y despreocuparse. No es fácil captar a un cliente que tiene toda la información a su alcance. Para ello el sector tradicional debe ofrecer un servicio global y de calidad.

A diferencia de lo que se puede creer, vivir en la era tecnológica no es sinónimo de descuidar al cliente, si no todo lo contrario. El trato personal es vital para que el cliente se sienta acompañado durante todo el proceso, desde la oferta del inmueble hasta el asesoramiento hipotecario.

Especialización

En el mercado actual, con multitud de empresas compitiendo por una pequeña cuota de mercado, es importante ser competitivo y sacar a relucir todos los puntos fuertes. Dedicando todos los esfuerzos a lo que realmente sabemos hacer va a permitir aumentar la productividad. Por este motivo, la importancia de la especialización, saber mucho sobre un mismo tema para convertirse en el mejor en ello.

Llegados a este punto, muchos quizás se pregunten: ¿está la productividad reñida con el servicio global y de calidad? Y la respuesta es que de ningún modo. Si a un músico le pedimos que toque un instrumento, a un agente inmobiliario le tenemos que pedir que venda una casa. Del mismo modo que no dejamos que un músico monte el escenario, no debemos dejar que un comercial se dedique a asesorar sobre fiscalidad o hipotecas.

Externalización

La solución para externalizar los servicios es aprovechar todo un nuevo tejido de empresas tecnológicas del sector financiero e inmobiliario. De esta manera, se pueden explotar al máximo los recursos propios.

Por ello ha nacido Prohipotecas, la Fintech especializada en el asesoramiento y la adquisición de hipotecas. Se han juntado la tecnología con el mejor asesoramiento humano para ofrecer la mejor opción hipotecaria de una forma eficaz y cómoda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *