Puede ser que tus clientes estén dispuestos a comprar una casa, pero por lo que refiere a solicitar una hipoteca, no saben ni por donde empezar. Aquí es donde tienes que avanzarte e informarles de todos los documentos que deberán presentar a la hora de hablar con los bancos.

Tener toda la documentación en vigor y preparada ya hace que las entidades financieras te vean con buenos ojos. No es lo mismo alguien que lo tiene todo ordenado y en regla que alguien que no sabe ni qué le están pidiendo. Por lo tanto, podríamos decir tener la documentación preparada es empezar con buen pie.

Documentos imprescindibles

La documentación que mencionaremos a continuación es aquella que se utiliza para realizar el expediente hipotecario, donde aparece toda la información actualizada del cliente. Es la base para hacer un estudio hipotecario.

  • NIF o NIE vigente

  • Declaración de la Renta del último año

  • 3 últimas nóminas

  • Contrato de arras

  • Informe de la Vida Laboral (puede pedirse llamando a las oficinas de la Seguridad Social o a través de su página web)

  • Si tienes préstamos, últimos recibos

  • Si estás viviendo de alquiler, el contrato de alquiler y los últimos recibos

Otros documentos

Aunque no todas las entidades lo solicitan, viene siendo ya muy habitual que además soliciten información adicional como:

  • Extractos bancarios de los últimos meses (para comprobar la entrada de ingresos, que se paga todo puntualmente y la cuenta no se suele quedar al descubierto)

  • Escrituras o notas simples de todas las propiedades con una estimación del valor actual

Cuando tu cliente vaya a pedir la hipoteca, lo más seguro es que se interesen por su situación profesional. En el caso de que sea un funcionario o un trabajador asalariado, bastará con el contrato laboral.

Para autónomos

Sin embargo, si tu cliente es un autónomo, lo más probable es que necesite presentar:

  • Declaración anual del IVA

  • Pagos trimestrales del IVA

  • Declaración anual del IRPF

  • Últimos recibos del pago de la Seguridad Social

Una vez tu cliente tenga todo esto, tendría que presentarlo a varias entidades financieras para comparar las posibles ofertas. Hoy día, los criterios de evaluación de riesgos y condiciones hipotecarias pueden cambiar bastante de una entidad a otra, según el perfil del cliente.

Como es un tema engorroso para el cliente, se necesita tiempo y unos conocimientos mínimos del tema. La mejor solución es que le puedas ayudar tú mismo con esto, porque además de agradecértelo, lo vas a fidelizar y vas a agilizar la operación con lo que tus clientes vendedores también te lo van a agradecer. 

¿Y cómo puedes ayudarles si con la nueva ley hipotecaria no puedes tramitar hipotecas si no estas registrado en el Banco de España?

Pues de una forma muy simple, registrando en nuestra plataforma de Prohipotecas los datos de tu cliente (que previamente te habrá autorizado a hacerlo) y nosotros nos encargamos de todo. ¡En 24-48 podrás obtener la aprobación y las mejores condiciones! Luego, nos ocuparemos de ayudarte con la burocracia bancaria para que pueda firmar lo antes posible dentro de los requisitos de la ley y operativa bancaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *