Explica a tus clientes las ventajas de las hipotecas de tipo fijo

Un asesor hipotecario es de gran importancia a la hora de contratar una hipoteca. Estos productos son la mejor alternativa para financiar la compra una casa, pero no deben ser solicitados a la ligera. Conocer las ventajas que ofrecen las diferentes opciones de financiación es vital, por eso te hablamos de los beneficios que ofrecen las hipotecas fijas.

Cuotas sin fluctuaciones

Hoy en día, las hipotecas fijas son las más populares, ya que ofrecen una cuota que no se modificará a lo largo de los años. Gracias a ellas, sabremos lo que tendremos que pagar cada mes. Esto se debe a que no están sujetas a los vaivenes del Euribor o del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios. Así, los intereses se mantendrán sin cambios a lo largo del tiempo, algo que nos permitirá planificar a largo plazo cómo utilizar el dinero.

Una hipoteca que se negocia con sencillez

Esta quizás sea una de las ventajas más atractivas. A la hora de llevar a cabo la negociación con el banco, esta se realizará de manera más sencilla, ya que los tipos no van a sufrir cambio alguno y no habrá que negociar el diferenciador de estos productos. Si somos de perfil conservador una hipoteca fija es la elección adecuada, porque no habrá ningún sobresalto.

Menor coste a largo plazo

En las hipotecas de tipo fijo, el plazo de amortización es más corto que en las hipotecas variables. Esto beneficia al cliente en el sentido que los intereses que acabará pagando van a ser menores. Sin embargo, en el caso de que los tiempos sean demasiado largos, quizás acabe pagando más. Este es el principal problema que este tipo de producto ofrece al consumidor. Por este motivo, antes de aventurarse a asesorar de alguna manera al cliente es importante contar con el asesoramiento o la ayuda de un experto hipotecario, porque según el perfil del cliente considerará mejor un tipo de interés u otro.

No hay cláusula suelo ni techo

Este es uno de los mayores problemas que han dado las hipotecas variables. Al estar sujetas a las bajadas y subidas del Euribor, las hipotecas debían reflejas tales fluctuaciones, pero cuando el marcador bajaba no solía reflejarse en la cuota mensual. La cláusula techo limita las subidas, aunque raramente se han visto revisadas. Al contar con un tipo fijo, estas cláusulas no son posibles, ya que no hay subidas y bajadas que afecten a la cuota. Por esto, es posible que ahorrarse más de una reclamación y muchos quebraderos de cabeza con los bancos.

Hipotecas para todo el mundo

Gracias a un asesor hipotecario, encuentras el producto que más se ajusta a las necesidades del cliente. Así pues, el comprador puede disfrutar de su nueva casa, mientras que el comercial puede mantener la inmobiliaria sin sobresaltos. Por este motivo se fundó Prohipotecas, para ahorrar tiempo y esfuerzos a los agentes inmobiliarios. Prohipotecas se encarga de conseguir las mejores condiciones hipotecarias para todos los clientes. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *